Edificaciones

La Casa Palacio

casa palacio La casa palacio

Esta mansión se edificó como residencia de recreo a partir de la adquisición de la finca por Jorge Loring y Amalia Heredia en 1857. Construida por el arquitecto alemán August Orth, es una villa de estilo clásico situada en lo alto de una colina desde donde se  divisaba toda la finca e incluso la catedral de Málaga y el mar.

 
Aunque sufrió diversas ampliaciones, la distribución interior se organizaba alrededor de un patio central con fuente de mármol. Tenía varios salones, sala de billar, capilla, cocinas, bodega, numerosos aposentos y una muy famosa biblioteca, donde reunieron cuantos manuscritos inéditos, libros del siglo XV, obras clásicas, y todo cuanto se publicara relacionado con la historia de Málaga.  En ella se celebraron numerosas tertulias y reuniones, estando los marqueses rodeados de grandes personajes de la época, aristócratas, políticos y artistas de los siglos XIX y XX. También las veladas más famosas de la época se hacían en esta hacienda, las representaciones teatrales, excursiones, pic-nics, tertulias y hasta bodas, eran celebradas en verano en La Concepción.
 
Gracias a los fondos del Ministerio de la Vivienda, ha sido restaurada bajo la dirección del arquitecto Ciro de la Torre entre los años 2004 y 2006.

 

El Museo Loringiano

museo Vista del Museo
La Concepción fue conociéndose en Europa desde sus inicios, pero no por su bello y exuberante jardín, sino por la magnífica colección de restos arqueológicos reunida en el Museo Loringiano, templete de estilo dórico que se levantó sobre un mosaico romano descubierto en Cártama y que mostraba las hazañas de Hércules. Durante años el matrimonio Loring se preocupó de recuperar cuantos restos arqueológicos tuvieran a su alcance. De ellos el más relevante fue sin duda la Lex Flavia Malacitana, bronce con las leyes romanas que regían Málaga en el año ochenta, hoy día en el Museo Arqueológico Nacional. 
 
A comienzos de 1858, D. Jorge Loring recibió la noticia del hallazgo de un mosaico romano en una casa de Cártama. Al darse cuenta de la importancia del descubrimiento, el marqués lo adquirió y fue trasladado a su hacienda de descanso, La Concepción, aunque le faltaba parte de su superficie, que debió destruirse al excavar los cimientos de la casa bajo la que fue encontrado. A los pocos meses comenzó la construcción del llamado Museo Loringiano, proyectado por el arquitecto alemán Strack, que utilizó las medidas del mosaico como base. Los marqueses hicieron venir desde Roma a Luigi Leonini, un experto que se encargó de su reconstrucción.
 
La mayoría de las esculturas, mosaicos, sepulcros y demás piezas romanas que dieron lugar a la colección Loringiana se encuentran actualmente en el Museo Provincial de Málaga.

El mirador histórico

jardin-templete-1 Vista del mirador

La casita del jardinero

c jardinero1 La casita del jardinero

Durante el s. XIX La Concepción fue un lugar de encuentro entre ilustres personajes de la época. Políticos, artistas, aristócratas y la burguesía malagueña frecuentaban estos jardines. Esto hizo que se construyeran en ella numerosos edificios, los más importantes son la Casa-Palacio, el Museo Loringiano y la Casa del Administrador. También hay una pequeña Escuela, la Casa de los Cipreses,  la Casita del Jardinero, dos invernaderos de hierro, un gran cenador, fuentes, puentecitos, escalinatas y un bello mirador de estilo regionalista.

Casa del Administrador

casa adm La Casa del Administrdor

Edificio de estilo "suizo" construido a finales del siglo XIX como vivienda para trabajadores de la hacienda y para albergar los animales de tiro y calesas. Durante muchos años, cuando era propiedad de los Echevarría, vivió aquí el administrador de la finca, D. Antonio Román. Hoy alberga los laboratorios de investigación, la biblioteca técnica, el archivo histórico y la sala de exposiciones.

La casita de los cipreses

La antigua escuela

Invernaderos antiguos