Planta del mes

Cam Web

La planta elegida este mes:

La camaedorea (Bamboo palm, reed palm)

Nombre científico: Chamaedorea seifrizii Burret

La especie de la nos ocupamos este mes puede llevar a confusión a algunas personas, pues aunque se trata de una palmera, y por tanto es de la familia de las Arecáceas, tiene cierta semejanza con el bambú, de ahí que se la conozca también como “caña bambú”. Entre otras diferencias, los tallos de los bambúes son unas cañas huecas, y no es el caso de las palmeras.

La camaedorea es una palmera de aspecto estilizado y elegante, que puede superar los 3 m de altura con un diámetro de no más de 2 cm. Tiene multitud de tallos, erectos o inclinados, por lo que suele formar grandes masas. Las hojas son pinnadas, de un verde profundo y brillante. Miden unos 60 cm de longitud y tiene hasta 20 pares de foliolos. Las inflorescencias son intrafoliares, más cortas que las hojas, con flores color amarillo que darán lugar a unos frutos negros. Vive de forma natural en Centroamérica, entre el sur de México y Honduras. Su nombre procede del griego chamai, cerca del suelo, y dorea, un regalo, debido a que sus frutos, al contrario que en otras palmeras, están al alcance de la mano. La especie está dedicada a William Seifriz, que fue el primero que la recolectó en las ruinas mayas.

Es muy resistente y aguanta bien la sequía y lugares soleados, aunque prefiere vivir a semisombra y en un ambiente húmedo. Se puede propagar por semillas, que germinan fácilmente. Es de las palmeras más cultivadas del mundo, muy utilizada como planta de interior. Podrás encontrarla en varios puntos del jardín histórico, como en la glorieta de Amalia Heredia o cerca de la cascada de mosteras.