1. Entrada

Entrada

Para entrar en La Concepción atravesamos una espléndida puerta de hierro flanqueada por buganvillas moradas que nos invita a adentrarnos por un paseo cubierto por una bóveda de plátanos de sombra.