Addthis IMFE

Planta del mes

Ficus

La planta elegida este mes:

El ficus de hoja grande (Moreton Bay fig, Australian banyan)

Este mes centraremos nuestra atención en uno de los árboles más impresionantes del Jardín, y se puede ver al final de la en la Avenida de plátanos junto al puente carrreteros. Llama la atención, además de por su gran envergadura, por su tronco liso de color gris claro; a su alrededor cuelgan raíces aéreas que, al alcanzar el suelo, apuntalan las ramas a medida que la copa se va extendiendo. En la base del tronco las raíces tubulares se entremezclan dando lugar a formas curiosas. Es originario de la zona este de Australia y se cultiva como ornamental en muchos lugares de clima templado.

Ficus es un género con más de 700 especies. Es un nombre de origen latino, y es como se conocía a la higuera (ambos son de la misma familia, las Moráceas). El nombre científico de esta especie es Ficus macrophylla Desf. ex Pers., lo que significa "ficus de hoja grande". Uno de sus anteriores nombres botánicos ha sido Ficus magnolioides, lo que alude a que sus hojas son muy parecidas a las del magnolio: grandes hojas ovadas con el nervio principal muy marcado, de un verde brillante por el haz y con el envés tirando a marrón rojizo.

Los frutos son del mismo tipo que las brevas y los higos pero más pequeños, un sicono  de entre 2 y 3 cm. No es muy sabroso para nosotros sin embargo en su zona de origen sirve de alimento para la avifauna.

Lo más curioso de los ficus es su compleja polinización, para lo que se relacionan con unas determinadas especies de avispas, ninguna mayor de 3 mm. Una avispa hembra entra por una apertura al interior de sicono con sus patas cargadas de polen, y lo distribuye cuidadosamente entre cientos de flores femeninas que hay dentro. Algunas flores son más cortas, y en éstas puede la avispilla introducir sus huevos, de forma que sus larvas tendrán un sitio seguro donde poder crecer y alimentarse. Cuando nace la nueva generación, los machos buscarán las flores en las que hay hembras para fecundarlas, luego ayudarán a éstas a hacer un agujero para salir del higo, y posteriormente mueren; ni siquiera tienen alas para volar. Las hembras hacen acopio de polen y salen en busca de otro sicono para polinizar.